miércoles, 5 de febrero de 2014

Tarta de queso, New York Cheescake

Hola amig@s de lo dulce.

Llevaba muchiiiiiiisimo tiempo buscando una receta de New York Cheesecake que les gustara a mis nenes y que fuera rápida y fácil de preparar.

Esta receta la saque de un libro de mi madre, pero como la autora es danesa, los ingredientes eran un poco raros y los traductores los enrarecían aun mas.

Decidida a adaptarla a mis posibilidades, he cambiado algunas cositas para poder hacerla fácil y rica.
Espero que os guste como a nosotros.





Ingredientes:
150 g. de galletas tipo digestive
30 g. de azúcar moreno
70 g. de mantequilla fundida
500 g. de queso crema a temperatura ambiente (quark, philadelphia)
100 gr de azúcar
25 gr maicena
3 huevos medianos
1 cucharadita de extracto de vainilla
ralladura de 1 limón
1 yogur natural sin azúcar
Mermelada de fresas o frambuesas.
Machacar las galletas hasta que queden completamente trituradas. Echamos las migas en un tazón mediano y las mezclamos con el azucar moreno. Derretimos la mantequilla a fuego medio-bajo. La mezclamos con las migas de galletas y mezclamos hasta que queden completamente impregnadas. En un recipiente desmontable de unos 20 cm engrasado echamos la mezcla y con ayuda de la maza del mortero las aplastamos hasta que la base y los bordes de la tarta quede uniforme. Lo cubrimos y lo metemos en el congelador mientras preparamos el relleno de la tarta de queso.
Ponemos en la taza de la batidora el queso crema, el azúcar y la harina. Batimos a velocidad media hasta que esté suave. Añadir los huevos, uno a la vez, batiendo bien después de cada adición.
Añadimos el yogur, la ralladura de limón y la vainilla y batir hasta que se incorpore todo bien.
Sacamos la base de la tarta del congelador y vertemos la mezcla sobre ella. Horneamos a 200ºC durante aproximadamente 10 minutos. Luego, reducimos la temperatura del horno a 150ºC y continuamos la cocción hasta que esté firme y cuajada.
Retirar del horno y colocar sobre una rejilla. Para prevenir que aparezcan grietas en la superficie de la tarta de queso mientras se enfría, podemos pasar un cuchillo alrededor de la base, despegándola del borde.
Se puede comer tal cual o adornar con mermelada de fresas y fresas naturales o en conserva.

8 comentarios:

  1. Hace muchooo tiempo hice una tarta de estas características, quedé altamente impresionada por lo rica que estaba y lo distinta que es una tarta de queso normal y corriente, ahora al ver la tuya me diste ganas de repetirla jajajaja.

    Seguro que estaba riquisima

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo se debate entre tu apple cinnamon cake y esta tarta... jijijiji
      Besitos guapisima

      Eliminar
    2. Thank you for that wonderful recipe - I have saved it for a later day - it looks yummy

      Eliminar
  2. Cualquier tarta que tenga base de galleta me tiene ganada jeje me encanta, pero ver ese corte, hace que me apetezca muchísimo...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tambien me encantan las bases de galleta !!!!
      Muakis

      Eliminar
  3. ¡Qué rica! A mí también me han entrado ganas de hacerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Animateeeee.... es muy facil y esta de vicio.
      Besitos

      Eliminar
  4. me encantan los cheesecakes, y eso que de pequeña no me gustaban pero cuando pruebas uno bien echo te enamora

    ResponderEliminar